martes, mayo 23, 2006

Ideas revueltas en mi cabeza

Este fin de semana recibí algunas visitas en mi casa, las cuáles agradezco de corazón por haber ido a verme en mi convalecencia... Debo decir que no me gusta el rol de enfermo: No hagas esto porque te acaban de operar, con cuidado, no te levantes, etc... Creo que siempre he sido así, no me gusta depender de nadie, tal vez eso explique que en ocasiones sea tan obstinado. Sé que no lo hacen de mala leche y que es una expresión de afecto...

Las pláticas con ellos siempre son agradables, nos ponemos al tanto de nuestras vidas, gustos, sinsabores que han ocurrido mientras no estuvimos en contacto. Pero a últimas fechas llegan hacia el tema: Y cuando te vas a casar?? Ya cásate!...
Cómo si al hacerlo fueran a desaparecer todas las inquietudes que tengo, como si fuera la forma de calmarme, cuál si el casarme reformara mi persona, de por fin entrar en un ritmo de vida que NO QUIERO tener.
Disfruto lo que tengo en estos momentos de forma envidiable, sé que el trabajo que tengo no es el mejor pero por el momento me permite vivir de forma independiente, no estoy conforme con lo que tengo y quiero encontrar la forma de llegar a ese punto. Me fascina tener el tiempo y la facilidad para hacer lo que me gusta, amo salir a correr, jugar Basquetbol por las noches, llegar y prender la TV, jugar un rato PS2, la música, ir al super y comprar cerveza, mantener el refrigerador parcialmente lleno.
No me veo ahora pagando una hipoteca, buscando una camioneta para mi esposa, saliendo en la noche por una fórmula láctea, comprando en Sam´s paquetes de 168 pañales desechables.
Por ahora siento que hay demasiadas cosas que quiero hacer, que estoy haciendo, todavía tengo muchos pendientes, no creo que al casarme todas esas ideas y expectativas vayan a desaparecer pero creo que si llega el momento sabré cuando sea. Quiero pensar que hay más de una línea que seguir en esto de la vida, no se trata de descubrir el hilo negro pero si de buscar una alternativa. Estando convencido de esto no habrá que decir nada a nadie, simplemente mantenerme fiel a mis ideas.

2 comentarios:

Ginger dijo...

Híjole, comparto contigo el punto. Y mira que cuando eres vieja, la gente se ensaña más en ese punto de "¿cuándo te casas?", "ya es tiempo de que sientes cabeza" y demás chingaderas alusivas.

Al igual que tu, creo que exiten otras formas de vivir la vida, alternativas que nada tiene que ver con ,lo que los cánones sociales dictan.

Bienvenido al club, gracias por la visita.

Sabina dijo...

Yo sólo tengo 22... un novio de 35... 5 años saliendo con él... y 1 de haber terminado de estudiar... y aun así tooooooooda persona que me encuentro TIENE que preguntar cuándo me pienso casar.


Quesque en 1 1-2 año... pero aquí entre nos... eso No es verdad.