miércoles, marzo 30, 2011

Llegó el momento

Sabía que pasaría, sin embargo no lo esperaba tan pronto. Hoy me sorprendió bastante el darme cuenta de que no reconocí mi propia letra a mano, estaba distraído al leer, no le puse mucha atención, pensaba en otras cosas, añadan otras variables, lo que quieran. Fue un momento poco grato, me siento apenado conmigo mismo, porque siempre pensé que mi letra fea era poco más que genérica, al menos para mí. No permitiré que se pierda aún más y quede enterrada entre teclados y pantallas táctiles.

2 comentarios:

ángela dijo...

Podrías escribirnos cartas a todos!


...o no :)

mudupock dijo...

My cousin recommended this blog and she was totally right keep up the fantastic work!

generic nolvadex