sábado, octubre 09, 2010

Recado perdido

Me parece que iba en el segundo o tercer trimestre de prepa, había comprado unas antologías para todas las materias porque tenía que resolver algunos ejercicios durante las clases. Cursé una materia llamada "Pensamiento social" o un pedo así, dicha antología era de las que sólo abría para leer antes del examen. Pasé la materia sin pena ni gloria y la antología quedó olvidada en algún rincón del librero hasta que mi papá en algún rato de ocio la descubrió y empezó a leerla, no me hubiera llamado la atención de no ser porque me habló para preguntarme: ¿Quién es Nayelli?

La verdad me tomó por sorpresa la pregunta, mi papá no solía hacer ese tipo de preguntas, contesté que Nayelli era una morra de mi salón y ya. Era la verdad, no tenía mucho que decir sobre ella, apenas la conocía de la escuela y había cruzado algunas palabras, no tenía más que responder. Me quedé pensando en la pregunta de mi papá y regresé a buscar la antología, tal vez ahí encontraría alguna respuesta, así fue, en la primera página estaba un recado que decía:

Te quiero mucho, acompañado de un dibujito y varios besos pintados.

No supe que hacer, de golpe recordé varias sonrisas, haberla sorprendido mirándome, chále, había pasado casi un año de la fecha del recado, supuse que el mensaje ya había caducado y se me hacía muy teto intentar explicar mi tardanza en responderlo, así que opté por hacer lo que pensé era lo mejor y me sabía me saldría de manera natural: me hice bien pendejo.

Creo que en ese momento me di cuenta que soy muy, pero muy malo para los mensajes encriptados con las mujeres, tal vez hubo mensajes previos que no capté, seguro hay muchos posteriores que no pesqué.

En mi defensa debo decir, ¿A quién chingados se le ocurre dejar un recado así en la antología de una materia aburrida de un güey de prepa? Te la mamaste Nayelli.
Sirva este post para expiar la pena que siento contigo por no haber notado tu recado ni disculparme contigo, seguro ya te has topado con tipos peores.

En cuanto a mí no te preocupes, el karma ya se las cobró.

2 comentarios:

Gurisa dijo...

Aaahhh... eso es por no mirar lo que hay cerca, muchacho!

ángela dijo...

Me imaginé a Nayelli viniendo a comentarte cosas, pero psss... no, verdad?

Bueno, puede que sí tenga la culpa pero tú también te la mamaste [y que conste que no soy una feminazi].

Saludos.