lunes, abril 09, 2007

Al pasar de los días

Este fin de semana regresé al DF, viajé de noche para aprovechar el poco tiempo que tenía al llegar a mi casa justo antes del amanecer me dí cuenta lo mucho que extrañaba mi cama y tuve un fabuloso reencuentro con ella. Las horas fueron fugaces y se desvanecieron en un instante.
Cineteca, Restaurantes, Arena México, Reencuentros, Carretera, Tertulia Familiar, Domingo de hueva (qué rica hueva y no la de pescado).
Ayer de regreso a la chamba al Jarocho Puerto, hoy con un día relativamente tranquilo poniendo al día las lecturas de algunos blogs (quisiera fueran todos).
Qué buen fin de semana largo, aunque siemrpe serán cortos estos días.

3 comentarios:

Real-X dijo...

sí esas cosas se extrañan... estuvo chido el fin...

saludos...

Carolina E. dijo...

Los reencuentros con la cama son hermosoooos, jeje.

Rouge dijo...

Qué rico fin, de esos que se disfrutan.
Saludo y beso hasta el Puerto.