martes, mayo 06, 2008

El post que no fue...

Y ya no fue porque pensé que había perdido un reloj viejo (no lo suficiente para ser antiguo) que compré con lo que quedó de mi primer sueldo luego de haber gastado una porción considerable del mismo en vodka y jugo...

Y ya no pudo ser porque recordé que lo había echado en mi mochila vieja (sin mucha historia), y apareció devolviendo la tranquilidad a este su blogger de desconfianza.

A veces creo que el ser ordenado puede ser benéfico, pero respiro hondo, recapacito, recuerdo mi lumbalgia y ese inútil pensamiento queda en el olvido hasta que vuelva a desubicar temporalmente algún objeto.

Para ser honesto prefiero perder un post que mi reloj, espero no lo tomen a mal.

6 comentarios:

Real-X dijo...

yo no encuentro mi reloj favorito, creo que cayó en las manos de Roberto

Nicky dijo...

es bueno ser medio ordenado jajaja

yo kreo k depende el valor sentimental de las cosas o de lo k realmente vallas a decir

saludos

Libradita dijo...

pequeño obseso (no obeso) relájate!

Kix dijo...

Y yo igual perdí mi reloj

:-(

jo∂n w∂r dijo...

Me ordenas mi depa? de entrada no uso reloj! jajajaj

Garash dijo...

REAL: Ese roberta está muy rudo en todos lados, ojalá lo puedas recuperar pronto.

Nicky: si fuera medio ordenado diría que sí, pero la verdad no lo soy jaja. Saludos...

Libradita: No soy tan obseso, pero ante la duda me da por buscar y buscar las cosas, pero tú eres la que sabe al respecto. Saludos!!

Kix: Lo siento, :(

Joan: No soy muy recomendable para ordenar cosas así que será bajo tu propio riesgo.