miércoles, mayo 09, 2007

Juguete nuevo

Cuando compro un par de tenis nuevos para jugar me vuelvo medio mamón (sé que lo soy sin tenis, no se molesten en decírmelo) los limpio al regresar de entrenar, los llevo guardados usando un par viejo en el traslado, trato de evitar que se rayen, etc. A las dos tres semanas ya reciben el mismo trato que los demás pares. Sé que es payasa esta actitud pero no me es fácil evitar ser así... Ya luego andan en la recia y ni quién se acuerde de limpiarlos.

Me digo a mí mismo que las cosas son para usarse y perecederas pero suelo consentirlas un poco mientras las estreno, a veces me pasa con alguna prenda en particular, creo que el coche tuvo su momento (después le ha ido como en feria).

Cuando ando así me doy cuenta que puedo ser no tan descuidado y consentir mis cosas, que podría ser organizado, guardar todo en su lugar bien acomodado, mantenerlo como nuevo... que podría ser todo un modelo de cuidado...Odio reconocerlo pero hasta me vuelvo un poco egoísta.

Pero luego se me pasa y vuelve todo al desorden normal.

¿A ustedes les pasa algo así?

Buena vibra a los que lo lean y pasénla a los que los acompañan, con eso haremos un cambio.

19 comentarios:

Bitten dijo...

Uyyyy a mi me pasa lo mismo y es tonto pero hasta me siento mal con el primer rayón o mancha o golpe que recibe una cosa nueva que he ido cuidando. Pero ya después de la primera imperfección ya es más fácil aceptar que las cosas no siempre van a estar en condiciones perfectas.

Aunque creo que no cambiaría mis tenis para el transcurso a casa. Ahí sí creo que me ganas, aunque yo en general cuido mis cosas.

Valeria dijo...

Jaja, me pasa igual, cuando niña no quería ni caminar bien para que a los zapatos no se les hiciera la rayita de enfrente cuando de doblan, jaja, afortunadamente ya superé eso... aún así trato de cuidar lo más posible algo nuevo, ya después me vale.

Saludos!

Rouge dijo...

Me pasa igual, pero hay cosas que consiento más que otras y pueden durar meses y/o años mientras el resto del mundo se desbarata. Hay otras que cuido mucho pero siempre pasa que al primer rayon (mancha, fractura, rotura, etc) pierden todo el encanto y terminan madreadísimas porque somos inseparables.

Esto del orden es como la montaña rusa.

Juan Solo dijo...

Sí, sí me pasas, lo de mamón, y sin comprarme nada nuevo jaja. Pero en tu caso creo que más que mamón, t convierte en ÑOÑALES jajaj. Que risa de post, me quedé con ganas de ver una foto de los mencionados

sirako dijo...

yo por eso siempre compro cosas usadas.

es más barato y la responsabilidad de ser ordenado; o se vuelve un hábito constante, o muere absorbido por el desamor a los objetos.

Real-X dijo...

eres todo un burgués y ñoño además, jajaja, un mega abrazo con Sx te dejé algo.

PS yo mis discos, los cuido como oro y no quiero que nadie más los toque, las cajas y booklets es otro pedo.

Garash dijo...

Bitten: Lo diiste tal cuál, al tener ya algunas imperfecciones aceptamos que las cosas son perecederas. Pues sí te gano con los tenis no soy así con todos depende que tanto me gusten... Saludos.

Valeria: jajaja sí es cagado el cuidar de tus zapatos para evitar las líneas que se forman al flexionarlos eventualmente lo superamos, somos parecidos, saludos!

Rouge: En efecto depende de que tan especial sea el objeto en cuestión pero de que todo acaba desordenado es seguro. Besos!

Juan: Una vez más demuestro mi probable ñoñez, las fotos las subo en cuanto use los tenis ya que se quedaron en el DF (que tal si se rayan en veracruz jaja), saludos!

Sirako: Me encuentro en ese dilema, no sé como resolverlo. Saludos!

REAL: Los discos son otro pedo, para nada soy burgués (yo no ando en cursos en el extranjero jaja) y ñoño pues está sujeto a discusión, n abrazo. Gracias por lo que dejaste.

Polly Harvey dijo...

Ja,ja Pues a todos nos pasa, cuando las cosas son nuevas hasta temes el mal de ojo cuando te las piropean. A mi me pasa que cuando compro un aparato o un juguetito para mi no quiero que nadie lo toque, hasta lo limpio y la chingada. Creo que me paso.

Oye, no recibí nungún mail. No sé a que dirección lo enviaste... por si se te pasó mi mail es pollysimple@gmail.com
Saludos!

Lord Maese Darth Chelerious dijo...

a webo.. me pasa lo mismo. de hecho en el mundial de Estados Unidos 94 me compré el balón oficial, el questra. y sólo jugaba con él si había pasto y siempre después de usarlo lo limpiaba con alcohol pentágono por pentágono para que siempre pareciera nuevo, así me duró 4 años hasta que ya decidí usarlo en cascaritas callejeras y disfrutrarlo mas.

Ave rapaz dijo...

Igual, siempre bien limpiecitos y cuidaditos, pero que tal cuando ya ni siquiera los lavas y aparte andan todos rotos hasta las suelas.

La suavicrema dijo...

Jajaja, a mi me pasaba lo mismo. Cuidaba cañón lo nuevito, pero después de un rato, y de usarlo porque me gustaba cañón, terminaba por descuidarlo. Ahora, reflexionando, intento ser mucho más cuidadosa, y ahora, incluso, soy más ordenada. Todo esto, por vivir con alguien que es peor a mi antiguo yo.
Muchos saludos y que gusto verte en mi blog. Abrazos desde el garash!

Garash dijo...

Polly: Sí con los aparatos nuevos también me pasa hasta los guardo en su caja, hasta que llega un momento de cotidianeidad que me hace superarlo. Ya te escribí y estaremos en contacto. Saludos!

LMDC: Cierto cuando decides disfrutarlo más es cuando se empieza a acabar pero deja de importarte, yo en el mundial del 94 practicaba remates de cabeza como el que Zague falló frente a Noruega, saludos!

Ave: Cierto aunque hay algunos tenis que desde el estreno llevan marcado el destino de ser para la batalla y nunca los limpio.

Suavicrema: Eso de ser ordenado nunca se me ha dado de manera sostenida ni siquiera cuando he convivido con alguien que sí lo es. Saludos y buena vibra.

Catastrofismos...y no tanto dijo...

Huy, mi naturaleza es un poco de desorden... pero eso de estrenar es una maravilla. Un beso grande!

Di. dijo...

jaja me pasa eso aun con mi lap. La cuido como si fuera mi bebé. Supongo que con el tiempo seré menos obsesiva con su cuidado.

Garash dijo...

Cata: El estrenar es chido pero a veces disfrutas más las cosas cuando superas esa etapa. Besos!

Di: Las lap al igual sn muy consentidas, es difícil no apreciarlas después de todo lo que pasa con ellas.

KEIL@ EDDETTE dijo...

Ja ja ja veo que muchos tenemos esas mañas y me incluyo ya que aveces soy medio mamila con mis cosas pero como dicen el tiempo lo cura todo y ya despues me da igual, y con eso del desorden en orden habra alguna solucion para no ser asi????
cuidate, saludos

Libradita dijo...

A mi solo me pasó con mi coche, el primer llegue que le dí me dolió como si yo tuviera un chipote, pero luego se me pasó y el pobre carro ahora anda como chicle masticado.

Undertaker dijo...

Yo soy mucho de encariñarme con mis cosas y al igual que tu cuando las estreno soy medio mamon.

Creo que todos somos asi.

Saludos carnal!!

Ragoo dijo...

Espero no hagas lo mismo con las mujeres.